Si los adultos no lo hacen…

Por Mariza Bafile y Sara Buitrago · En abril 6, 2021
@mbafile Contenido publicado en Viceversa

Francisco Javier Vera Manzanares, niño ambientalista de 11 años, inaugura una serie de entrevistas que desarrollaremos a lo largo de los próximos meses. Nuestros protagonistas serán niños y adolescentes hispanos quienes, en sus países o en Estados Unidos, luchan por un mundo mejor. Elevan sus voces, insignias y banderas para pedir que se respeten el ambiente, los animales, la democracia, la inclusión, la paridad entre los sexos, los derechos de la comunidad LGTBQ+, y el control de las armas. Cada vez más conscientes de las anomalías de nuestras sociedades muchos entendieron que “si los adultos no actúan… tienen que hacerlo ellos”. No solamente por su futuro sino, como nos dice Francisco, también por su presente. 

FRANCISCO JAVIER VERA MANZANARES: LA NATURALEZA TE INSPIRA A SER ACTIVISTA

Ser niño no significa estar ciego, sordo y mudo. Ni, mucho menos, desentenderse de lo que pasa a su alrededor y estar concentrado solamente en los juegos. Si antes los más pequeños se limitaban a escuchar y entender mucho más de lo que los adultos suponían, hoy en día, gracias a una educación más abierta y orientada a estimular criterios propios en los más jóvenes, han empezado a opinar y a participar de manera más activa.

Greta Thunberg, ha sido la primera en romper ciertos estereotipos creados desde la adultez. La adolescente sueca fue la grieta en el dique. Tras ella, más de un millón de niños y adolescentes en más de 100 países del mundo salió a las calles para expresar en voz alta sus preocupaciones. Fridays For Future se ha transformado en una organización internacional de tales dimensiones que ha dejado atónito al mundo político. La pureza, el entusiasmo, la falta de egoísmos de los más jóvenes asustan. Ellos no conocen de hipocresía ni de compromisos.

En América Latina, así como en la comunidad hispana de Estados Unidos, cada día hay más niñas, niños y adolescentes activistas. Y, si para Greta Thunberg y otros jóvenes el rechazo de los adultos se limita a una actitud condescendiente, muchas veces despreciativa, para sus coetáneos en América Latina la realidad puede ser más dura.

Francisco Javier Vera Manzanares vive en Colombia, un país en el cual ser activista requiere de mucho valor. Su entusiasmo y determinación, unidos a una gran capacidad expresiva y un liderazgo innato, le han permitido crear la organización Guardianes por la vida que empezó con unos pocos amigos y hoy cuenta con más de cien niños y adolescentes en Colombia y con sucursales en otros países. Francisco ha sido invitado a hablar en el Congreso y varios medios nacionales e internacionales lo han entrevistado dándole una popularidad que, como ocurre muchas veces, también despertó críticas, frases despreciativas y amenazas. Le han acusado, entre otras cosas, de ser un títere en manos de algún político siguiendo siempre una lógica que nada tiene que ver con el mundo de los niños.

Francisco habla como un adulto no porque sea menos niño que otros, sino porque ha crecido en una familia de personas cultas, comprometidas con las causas ambientales y animalistas, y sobre todo respetuosas de su inteligencia. Lejos de sofocar su curiosidad innata, lo han estimulado regalándole libros y leyéndole ellos mismos cuando era más pequeño.Fracnisco Vera

Photos by: Javier Olarte Triana, Javier Castro

–Mis padres me leían este libro – nos dice sacando de su biblioteca la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en una edición dedicada a los más pequeños – Cuando empecé a leer por mi cuenta, lo primero que me entusiasmó fueron los dinosaurios. Leí muchos libros que hablaban de sus vidas.

El amor de Francisco por la naturaleza y los animales surgió esencialmente de su entorno. Al describirlo nos dice:

-Me gustaría mostrarte la cantidad de pájaros y de aves que hay en este lugar. Hace poco vi un aguilucho. Hay tucanes, pericos, pájaros de muchos colores. Por la mañana o por la tarde, cuando se están despertando o se preparan para ir a dormir, su canto es espectacular. Hay también gusanos bellísimos y arañas de todo tipo, algunas muy grandes. Luego están las chicharras que hacen sonidos increíbles. Hay varias historias que dicen que las chicharras hacen este sonido antes de morir. Pero no creo que sea cierto. Además de las chicharras están los grillos y muchas hormigas. Hace poco estaba viendo con mis amigos un montón de hormigas en una mata de maracuyá. Son tan grandes que parecen gusanos con espinas y son venenosas. Es impresionante. Pero igual te permiten admirar lo magnífico de la naturaleza y si las matas arruinas el entorno, destruyes el ecosistema. En mi territorio son hermosos también el río, la cordillera, el paisaje. Es un privilegio poder vivir en un entorno así. A veces luchamos para defender suelos o territorios que no hemos pisado nunca. Imagina lo diferente que es cuando los conoces y puedes admirar su belleza, comprender la cultura de sus habitantes y estudiar su historia. Eso te contagia, te enamora, te motiva, te inspira a ser activista, que es lo que hago-.francisco vera

Photos by: Javier Olarte Triana, Javier Castro

Es tal la emoción y el entusiasmo con el cual Francisco nos describe su territorio que es como si viéramos el verde de sus árboles, las montañas y pudiéramos escuchar el canto de los pájaros o el de las chicharras.

–Nosotros defendemos lo que amamos y amamos lo que conocemos. Vivo aquí desde los dos años. Aquí crecí, aquí desarrollé mis habilidades. Todo lo que hago, todo lo que soy viene de este paisaje y del poder vivir entre tantos animales. En la finca de mi abuelo hay paticos, gallinas, cabritas. Es tan impresionante lo que existe en la naturaleza que a veces no alcanzamos a medirlo.

Francisco descubrió el activismo siendo muy pequeño. Su lucha comenzó con la defensa de los animales.

–Mi tía y mi mamá me llevaron a una manifestación animalista de la organización Colombia sin toreo. A los siete años empecé a ser un animalista, pero no tan activo como ahora. Poco a poco me fui interesando en otros temas como el ambiente y la educación pública en mi país. A los nueve años fundé Guardianes por la vida que en un comienzo se llamó Juventud por la vida

Continuar leyendo en magazine Viceversa Link

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s